¿Por qué fallan los recubrimientos industriales y cómo evitar los errores más comunes?

PROMETAL® | 14 de enero, 2022

En ambientes productivos exigentes, los recubrimientos industriales son las mejores soluciones para proteger estructuras y superficies de las inclemencias del tiempo, así como de tráfico pesado o salpicaduras de químicos. Sin embargo, en ocasiones se presentan deficiencias en el resultado final que principalmente se deben a errores en la preparación o aplicación del sistema de recubrimientos.

 

En este artículo revisamos las principales causas que contribuyen a estos defectos, así como los 8 signos más comunes de errores en trabajos de pintura y mantenimiento industrial (con algunas recomendaciones básicas para evitar estas fallas).

 

Factores contribuyentes a las fallas en recubrimientos industriales

 

A. Preparación del sustrato

 

La preparación de superficies es crucial para que los recubrimientos tengan máxima durabilidad y sus acabados permanezcan por mucho tiempo.

 

La forma de preparar cada tipo de superficie varía. Estos procesos son tan precisos que existen regulaciones aceptadas internacionalmente para los métodos de limpieza de diferentes sustratos. Sin duda, la más difundida es la norma SSPC (Steel Structures Painting Council, de Pittsburgh, Estados Unidos).

 

B. Condiciones de aplicación

 

Las condiciones climáticas en el lugar y momento de la aplicación pueden hacer que las pinturas industriales fallen de forma rápida y contundente. Y es que los recubrimientos están formulados para aplicarse dentro de un cierto rango ambiental por lo que, ante la presencia de humedad y temperaturas extremas, la aplicación puede ser defectuosa.

 

Por ejemplo, cuando la temperatura ambiente es excesivamente cálida o gélida, es posible que el recubrimiento no fluya como una capa continua. O ante la presencia de rocío o niebla, la humedad puede quedar atrapada entre el recubrimiento y el sustrato, provocando falta de adherencia, manchas o un color blanco lechoso en el acabado.

 

C. Métodos de aplicación

 

En recubrimientos industriales, factores como el tipo de producto, espacio físico, tipo de superficie y alturas determinan los métodos de aplicación a utilizar. Estos van desde el uso de equipos de aspersión convencional, de aspersión sin aire (airless) o de baja presión, hasta la aplicación manual con rodillo o brocha.

 

Sin embargo, cuando los encargados del trabajo no siguen los métodos recomendados en las fichas técnicas de producto, los defectos o fallas son casi seguras.

 

Como regla general los recubrimientos deben aplicarse de manera uniforme y en cantidad suficiente (según el rendimiento teórico) para garantizar la integridad del sistema.

 

D. Elección de producto o sistema de recubrimientos

 

Cada superficie (o sustrato) requiere de un producto específico dependiendo de su naturaleza y de las condiciones ambientales en las que estará expuesto.

 

Así, estructuras metálicas en plataformas marinas y expuestas a corrosión de ambientes salinos utilizarán productos de mayor exigencia, comparadas con las que se ubican dentro de una bodega industrial con clima controlado.

 

Sin embargo, sin la asesoría adecuada se pueden aplicar sistemas incompatibles con los sustratos, o que no estén alineados con las condiciones de exposición. Esto, además de arrojar resultados antiestéticos, puede comprometer el desempeño del producto sobre las superficies o estructuras, así como la salud de los empleados que están en contacto con ellas.

 

Los 8 defectos y errores en recubrimientos industriales más comunes

 

Existen señales muy visibles que indican que un recubrimiento industrial no fue aplicado con la técnica o la preparación adecuadas. Algunas de las más comunes son las siguientes:

 

  1. Ampollamiento

 

Prometal-fallas-recubrimientos-ampollamientoFoto: Gregory N. Haidemenopoulos (ResearchGate).

 

Formación de burbujas (infladas o quebradas) que ocurre cuando hay solvente atrapado, o si la superficie donde se aplicó la pintura está contaminada con aceites, salitre o humedad. Prevenirlo es muy sencillo pues sólo hay que limpiar bien la superficie y asegurarse de que está completamente seca y descontaminada de cualquier residuo. Asimismo es importante la eliminación de toda fuente de humedad, en caso de que exista.

 

  1. Cuarteaduras (efecto “lodo” o “cocodrilo”)

 

Prometal-fallas-recubrimientos-cuarteaduras-lodoFoto: King Fahd University.

 

Esto ocurre cuando el recubrimiento no tiene una dilución adecuada o cuando se generan altos espesores de producto aplicado. Lo anterior se ve favorecido por altas temperaturas al momento de aplicar. Esta falla es recurrente en productos con alto contenido de cargas.

 

Estas fallas se pueden evitar atendiendo la dilución sugerida en la ficha técnica de cada producto y aplicarlo bajo las condiciones climáticas óptimas (no menos de 10°C y no más de 35°C, ni a una humedad relativa superior a 80%). De igual forma es conveniente utilizar productos que ofrezcan garantía para evitar este tipo de inconvenientes.

 

  1. Desprendimiento

 

Prometal-fallas-recubrimientos-desprendimientoFoto: MA Group.

 

Cuando el recubrimiento se desprende, puede ser por varias causas: superficie contaminada (grasa, humedad, polvo, óxido); no existe un perfil de anclaje; la falta de aplicación de un primario (fondo o sellador); aplicación en condiciones climáticas no adecuadas.

 

Se recomienda limpiar perfectamente la superficie, la cual debe estar libre de cualquier agente contaminante, si la superficie es muy lisa se deberá lijar, ya sea con equipo manual o mecánico (lija, carda, cepillo).

 

  1. Burbujas (retención de aire)

 

Prometal-fallas-recubrimientos-burbujasFoto: Advanced Prep Coat.

 

Parecido al ampollamiento, este defecto ocurre cuando no se cuenta con una dilución adecuada; no se da tiempo adecuado entre capa y capa; cuando los productos son de dos componentes y no se respeta la relación mezcla y hay un exceso de catalizador; cuando la aplicación se hace a altas temperaturas.

 

Ante esto, se recomienda diluir los productos de acuerdo a las indicaciones de la ficha técnica, dar tiempo de secado entre capa y capa de acuerdo a la recomendación del fabricante y atender las relaciones de mezcla de acuerdo a las instrucciones del producto, así como nunca aplicar por encima de los 35°C.

 

  1. Cáscara de naranja 

 

Prometal-fallas-recubrimientos-cascara-de-naranjaFoto: Sasawat Mahabunphachai (ResearchGate).

 

Otra de las señales más comunes de tener un recubrimiento mal aplicado es cuando el producto queda muy viscoso por una dilución inadecuada, el cual tiende a escurrirse y/o forma irregularidades como la cáscara de una naranja.

 

Esto es muy común que ocurra cuando los recubrimientos se aplican a una velocidad lenta y a distancias muy cortas. Por ello, se recomienda diluir el producto de acuerdo a la instrucción del fabricante indicado en la ficha técnica, así como aplicar de 20 a 30 psi con equipos que operan a baja presión, y de 50 a 60 psi con equipos de alta presión.

 

  1. Ojo de pescado (“puntos de alfiler”)

 

Prometal-fallas-recubrimientos-ojos-de-pescadoFoto: ChemTrend.

 

Este error es ocasionado por la falta de limpieza del sustrato, ya sea por contaminación en la línea de aire, medio ambiente, por solvente contaminado o bien porque la pintura viene contaminada (con grasa, polvo, aceite, siliconas, etcétera).

 

Según la aplicación existe una solución particular. Por ejemplo, en recubrimientos para superficies metálicas pueden purgarse las líneas de aire. Y en cualquier caso, se puede limpiar el sustrato o agregando a la pintura un Aditivo Anticrater FT-10 (código PRISA® E-9024).

 

  1. Caleo

 

Prometal-fallas-recubrimientos-caleoFoto: Coating Myself.

 

Cuando la capa de recubrimiento es muy delgada y no se preparó la superficie con fondo o sellador se degrada y deja residuos sueltos. Por lo que se recomienda siempre aplicar fondo o sellador, así como los espesores recomendados por el proveedor de acuerdo al tipo de superficie.

 

Cabe señalar que los recubrimientos epóxicos presentan caleo cuando son expuestos a los rayos UV, es por eso que no se recomienda aplicar este tipo de productos en exteriores.

 

  1. Chorreo o escurrimiento (secado deficiente)

 

Prometal-fallas-recubrimientos-chorreoFoto: Gharpedia.

 

Como mencionamos antes, la preparación del producto influye en la eficiencia de la aplicación, ya que algunos recubrimientos para su secado total o curado requieren de un catalizador y solvente.

 

Sin embargo, una cantidad insuficiente de catalizador o exceso de solvente (baja viscosidad) puede hacer que la pintura tarde en secar –o no seque correctamente– y empiece a chorrear por la superficie. Este error también se produce al aplicar el producto a velocidad lenta, dejando demasiado material sobre la superficie y provocando que tienda a escurrirse.

 

Finalmente, es necesario hacer hincapié que ningún trabajo de mantenimiento puede evitar defectos o fallas de recubrimientos sin antes haber hecho una preparación adecuada de las superficies a pintar.

 

En PROMETAL® contamos con una amplia gama de recubrimientos industriales de la más alta calidad y para cualquier requerimiento estético, preventivo u operativo. Nuestros asesores te ayudarán a encontrar las formulaciones y sistemas según tus necesidades, y te brindarán las mejores recomendaciones de preparación y aplicación para que tu inversión rinda al máximo.

 

Imágen de portada: Shutterstock (con licencia).

Contáctanos para asesorarte a elegir la mejor solución para tu empresa Contacta a un asesor >

Artículos relacionados

Pisos para bodegas y almacenes logísticos: recubrimientos recomendados

Con el auge que vive el e-commerce, las empresas del sector logístico constantemente suelen hacen grandes inversiones en equipo y área de almacenaje, pero a veces dejan de lado un elemento vital para tener operaciones más seguras y eficientes: las pinturas para pisos industriales.

 

PROMETAL® | 14 de enero, 2022

Leer más >